Neurocirugía – Adenomas de Hipófisis

Artículo escrito por nuestro Neurocirujano con especialidad en cirugía de base de cráneo:

Dr. Víctor Hugo Trujillo
Hospitales La Paz

La hipófisis o pituitaria es una glándula endocrina que se aloja en un espacio óseo llamado silla turca, situado en la base del cráneo.  Es una glándula compleja encargada de estimular y regular la secreción hormonal de otras glándulas del cuerpo (tiroides, ovarios, testículos, glándulas suprarrenales), convirtiéndose en el “Director de orquesta” de las hormonas del cuerpo humano.  La hipófisis es un lugar común para la formación de tumores, siendo el ADENOMA DE HIPOFISIS uno de los tres tumores más frecuentes del Sistema Nervioso en seres humanos.

Neurocirugía – Adenoma de Hipófisis

Se estima que más del 15% de la población puede presentar un adenoma de hipófisis.  En la mayoría de los casos son tumores benignos. Con mayor frecuencia se tratan de lesiones menores a 1 centímetro de diámetro “microadenomas”, mientras que los “macroadeomas” (diámetro mayor a 1 centímetro) son menos frecuentes.

Los tumores hipofisiarios suelen dividirse en dos grupos de acuerdo a su actividad endocrina: funcionales o secretores y no funcionales o no secretores. Estos últimos provocan síntomas hasta que adquieren un tamaño considerable y comprimen áreas importantes del Sistema Nervioso, mientras que los primeros producen síndromes endocrinológicos, desarrollando signos y síntomas relacionados a la hormona que produzcan.  Los tumores funcionales o secretores más comunes son:

  1. Prolactinomas:  producen la hormona prolactina.
  2. Adenoma productores de ACTH (corticotropina): responsables de la Enfermedad de Cushig.
  3. Adenoma productores de hormona del crecimiento: los cuales provocan Acromegalia en adultos o Gigantismo en niños prepúberes.

Por lo general, los tumores no funcionales provocan síntomas debido al tamaño que llegan a alcanzar provocando cefalea (dolor de cabeza) y trastornos de la visión llegando inclusive a la ceguera si no reciben atención especializada.

El fácil acceso a estudios de diagnóstico por imágenes (Tomografía Cerebral, Resonancia Magnética Nuclear) en la actualidad, ha permitido un adecuado diagnóstico de estas lesiones, mejorando las probabilidades de un tratamiento adecuado y mejorando el pronóstico de las personas que padecen Adenomas de Hipófisis.

El tratamiento de los Adenomas de Hipófisis tiene como objetivo normalizar la producción hormonal, aliviar los efectos de compresión sobre el tejido nervioso normal debido al tamaño del tumor y prevenir la recurrencia o progresión de la enfermedad.

El avance en la tecnología y el desarrollo de técnicas de neurocirugía de mínima invasión, especialmente el abordaje transesfenoidal endoscopio (a través de la nariz) han mejorado el pronóstico de los pacientes con Adenomas de Hipófisis que requieren cirugía, basado en las siguientes consideraciones:

  • Es la vía menos traumática hacia la silla turca.
  • No deja cicatrices visibles.
  • Brinda una excelente visualización al neurocirujano.
  • Ofrece una excelente recuperación con mínimos riesgos.
  • La estancia hospitalaria es corta.

Cualquier duda puedes realizar tu cita llamando al 1747 con nuestros Cirujanos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s