¿Sabes qué es Osteocondroma?

También conocido como “Exostosis Osteocartilaginosa”. Se caracteriza por una proyección ósea cubierta de cartílago en la superficie externa de un hueso.
Es la lesión ósea benigna más frecuente, constituyendo aproximadamente del 20% al 50% de todos los tumores óseos benignos. En su mayoría los osteocondromas, son asintomáticos, descubriéndose de forma accidental al hacer radiografías de la zona por otros motivos. Sin embargo, no es infrecuente que el paciente acuda por tumoración palpable o deformidad progresiva.


Puede ser solitario o múltiple. Alrededor de un 15% de pacientes muestran lesiones múltiples. El tumor, se presenta con mayor frecuencia en varones que en mujeres y suele diagnosticarse en pacientes antes de su tercera década.
Las localizaciones más frecuentes son las metáfisis de los huesos largos (cercano a los extremos), particularmente alrededor de la rodilla y el húmero proximal (extremo proximal del brazo). Con menor frecuencia pueden localizarse en huesos de las manos y pies, escápula, pelvis y columna vertebral, entre otros.

Las técnicas de imagen de utilidad para el diagnóstico y caracterización de los osteocondromas son la radiología convencional, la tomografía y la resonancia magnética.
La presentación radiológica del osteocondroma, se caracteriza, dependiendo de si la lesión es pedunculada, con pedículo estrecho y con dirección contraria a la placa de crecimiento o sésil con una base de implantación ancha en la cortical.

La característica más importante, de ambos tipos de lesión, es la continuidad ininterrumpida de la cortical del hueso, con la cortical del osteocondroma; además, se comunican la porción esponjosa de la lesión con la medular del hueso adyacente. La tomografía puede establecer la ausencia de interrupción de la cortical y la continuidad de las porciones esponjosas de la lesión y el hueso huésped.

El otro hallazgo característico de un osteocondroma, se refiere a las calcificaciones en la porción condro-ósea del tallo de la lesión y la cubierta cartilaginosa. Se considera que la resonancia magnética, es el mejor estudio diagnóstico para la caracterización de la lesión y, para la visualización de las estructuras circundantes a la lesión, su efecto sobre éstas y datos de complicación.

El osteocondroma, puede complicarse por varias alteraciones secundarias, incluyendo compresión de nervios o vasos sanguíneos, compresión del hueso adyacente y/o fractura de la lesión.

La complicación menos frecuente, encontrada en lesiones solitarias, en menos del 1%, es la transformación maligna a condrosarcoma.

Las lesiones solitarias pueden ser monitorizadas si no producen problemas clínicos, pero, será necesario cirugía para extraer la lesión, si esta se vuelve dolorosa, o si existe compromiso de vasos sanguíneos y ramas venosas.

Cualquier duda puedes realizar tu cita llamando al 1747 con nuestros médicos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s